fbpx
loader image

Músico de reconocida trayectoria,  Cristóbal Misael Terán, también conocido como ‘Don Cristobalito’, nació en Quiroga el 7 de mayo de 1932. Sus padres fueron Alberto Granja y Mariana de Jesús Terán Echeverría.

Transcurridos los años conquistó el corazón de Laurita Pérez, con quien dio vida a siete hijos: Raúl, Sarita, William, Mickel, Cristóbal (+), Pablo y Laurita, a quienes amó mucho y les dio techo en la histórica casa de las calles Juan Montalvo y Eloy Haro.

Sus estudios primarios los acogió en la Escuela Sucre de Cotacachi (actual Modesto Pañaherrera) y en la escuela Juan Pío Montufar de la comunidad Cuicocha Centro, donde aprendió a tocar el bandolín con el profesor Ángel Vaca Méndez.C

La secundaria la siguió en el Colegio Don Bosco de Quito. Realizó varios cursos de enfermería y trabajó en hospitales capitalinos, entre ellos el Eugenio Espejo, Militar, Psiquiátrico San Lázaro y Hospital de Conocoto.

Conformó la Compañía de Comedias en Quito, en la cual surgió el personaje que llevó su seudónimo: El Indio Toribio Caizapanta Chamorro, quien se presentó en teatros, emisoras de la capital y otros grandes escenarios. Regresó a Quiroga casado con Laurita Pérez y continuó con el Indio Caizapanta en la histórica radio Cotacachi, propiedad de Luis Paz Gavilanes.

Su capacidad le mereció ser teniente político por cinco ocasiones, así como presidente de la Junta Parroquial, concejal de Cotacachi, presidente de varios comités pro mejoras de la iglesia local, locutor oficial de las actividades organizadas por María Auxiliadora y actor de los célebres dramas de don Marco Tulio Rubio.

Fue además precursor, mentalizador de las tradicionales serenatas por el Día de Difuntos y de la dramatización de la Solemne Procesión del Viernes Santo. A Cristóbal Terán se le atribuye como obra especial el retorno de la imagen de María Auxiliadora por la íntima amistad que mantuvo con el padre Juan Morales.

En cuanto a su perfil musical, además del bandolín, se perfeccionó en la guitarra con su amigo inseparable Marco Tulio Rubio, con quien en 1945 conformó el primer grupo musical, en el que también participaron Miguel Ángel Rueda, Alfredo Andrade (clarinete), Julio Castro (violín), José Juan Haro (guitarra), Jaime Reynerio Vaca (guitarra), Rogelio Andrade (guitarra) y Paco Eloy Haro. Este conjunto duró tres años.

Luego de una ausencia temporal, retornó a su tierra  en 1967 para formar el grupo musical Llacta Pura, cuyos integrantes fueron Jorge Haro Morales, Tarquino Morales, Fabián Sánchez Flores y Cristóbal Misael Terán en calidad de director. La agrupación es recordada por su gran trayectoria y exitosas presentaciones en Radio Cotacachi.

En 1986 reforzó Llacta Pura con Marcelo Andrade, Cornelio Vinueza, Tarquino Morales, Vicente Vinueza, Jorge Morales, Hugo Morales, Patricio Tabango, Luis Gómez, Winston Vinueza, Michel Terán y Mario Buitrón.

En los años 1988 y 1989 fallecieron dos integrantes: Cristóbal Norberto Terán Pérez, hijo de don Cristobalito, y Cornelio Vinueza Guevara. En homenaje a Cristóbal Terán Pérez se institucionalizó la serenata en el cementerio local.

En lo posterior, Llacta Pura incluyó en su alineación a Xavier Morales, Adrián Flores, Kléber Vinueza y Raúl Flores, quienes a partir de 1994 convirtieron al conjunto en representante oficial del Municipio de Cotacachi, su misión fue difundir la música, el arte y la cultura del cantón en distintas provincias del país, con memorables presentaciones en Guayaquil, Azogues, Cuenca, Archidona, Ambato y Tulcán.

Gracias al apoyo de Tierra Viva Ayuda en Acción, Llacta Pura lanzó su primer CD en 2004. Ese fue el primero de los tres discos compactos que el conjunto ha producido y que constituyen un legado para Cotacachi, en especial temas como ‘Quiroga mío, bello jardín de ensueños’, considerado un himno del cantón.

Consecuencia de la embestida de un toro, la salud de Cristóbal Misael Terán se deterioró y tras siete meses de luchar por su vida, el 16 de octubre de 2002 perdió la batalla contra la enfermedad y entregó su alma al Creador.

Una multitud acudió para brindarle el último adiós, personajes de toda talla y de diferentes lugares del país lo despidieron en su última morada.

Leave A Comment