fbpx
loader image

Vino al mundo el 17 de julio de 1926, su vida comenzó en Quiroga. Salomón fue el segundo de los cinco hijos que gestaron Julio Cevallos Echeverría y Dolores Guerra Zaldumbide.  Salomón y sus hermanos recibieron de sus padres los principios y valores que se requieren para ser personas de bien.

Desde niño, Cevallos Guerra fue afín a la pelota de mano, deporte que practicaba en la plaza central de Quiroga. Con el respaldo de sus progenitores, a los 17 años, el entonces adolescente se desplaza a Quito para enrolarse al Cuerpo de Bomberos de la ciudad capital.

A esta entidad de socorro, Salomón le dedicó 50 años de su vida, sobresaliendo por valeroso su accionar, lleno de honestidad, solidaridad, lealtad y empatía con el prójimo.

Gracias a estas cualidades, los altos mandos de la entidad de salvamento, como el subteniente de carabineros Ángel Jarrín Infante, le depositaron su confianza y le encomendaron múltiples  misiones para salvar vidas.

Alejado de los vicios, Salomón siempre consideró al deporte como un escape al sedentarismo y a los malos hábitos, visión que le sirvió para ser designado comandante instructor de educación física y deportes del Cuerpo de Bomberos de Quito. Este cargo lo ejerció a lo largo de 25 años.

Ligado siempre a la actividad física, Cevallos Guerra también se destacó en el ecuavóley, disciplina de la que fue jugador, entrenador y directivo, cosechando múltiples glorias a escala nacional e internacional.

Su gestión le condujo a ser presidente de la Federación Ecuatoriana de Voleibol (FEV), entidad que lideró por casi dos décadas. Durante su administración insertó este juego en los colegios fiscales de Quito y Guayaquil, circunstancia que ayudó a este deporte a mantenerse como una de las principales prácticas a nivel estudiantil en el país.

De igual forma, la capacidad de Salomón le valió ser tomado en cuenta por el Cuerpo de Bomberos de Quito para representaciones y capacitaciones en el extranjero. Intervino en congresos de bomberos en Brasil, Panamá, Perú y Colombia. También, durante casi 20 años, fue el delegado de Bomberos Quito ante la Defensa Civil.

Salomón Homero Cevallos Guerra se retiró del Cuerpo de Bomberos en 1994. Debido a sus logros e intachable carrera, la institución le rindió homenaje al bautizar con su nombre a la Estación 14 de Bomberos, ubicada en Carapungo.

Dentro de sus cargos constan:

  • Primer instructor y formador del personal del Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo de los Tsáchilas.
  • Primer director de la Escuela de Formación del Cuerpo de Bomberos de Quito
  • Representante del Cuerpo de Bomberos de Quito ante la defensa Civil, actual Dirección Nacional de Riesgos.
  • Directivo de Concentración Deportiva de Pichincha (CDP).
  • Presidente de la Federación Ecuatoriana de Voleibol (FEV).
  • Comandante Jefe de Brigada.
  • Comandante General del Cuerpo de Bomberos de Quito.

Leave A Comment