fbpx
loader image

Luis Enrique Arias Proaño nació en Quiroga el 12 de noviembre de 1934, fue hijo único de la unión entre Luis Amable Arias Andrade y María Victoria Proaño, ya que ante la temprana muerte de su padre, cuando él tenía dos años de edad, su madre formó un nuevo hogar y le dio tres hermanos.

La primaria la cursó en la Escuela de Niños de Quiroga. Debido a su situación económica, no pudo continuar los estudios secundarios; obligado a trabajar por la necesidad se empleó en la construcción de la línea férrea de Ibarra a San Lorenzo.

En razón de sus virtudes en el trabajo fue muy apreciado por sus jefes, lo que le permitió recomendar para otros puestos a algunos de sus coterráneos.

A su regreso se casó con Blanca Herlinda Haro Haro, con quien tuvo seis hijos: Consuelo del Carmen, Edison Patricio, Blanca Patricia, Susana del Carmen, Mirian Alexandra y Mariela Fernanda.

La pareja vivió sus primeros años en Manta (Manabí), donde Arias Proaño trabajó para la fábrica Inepaca hasta 1960. A su regreso a Quiroga, el hombre se vinculó a la fábrica San Pedro, lugar donde comenzó como guardia, pero, debido a su interés y ganas de superación aprendió el funcionamiento de todas las áreas de la fábrica.

Con el tiempo, dicha acuciosidad lo condujo a ser ascendido a jefe de personal, cargo con el que ayudó a ingresar a la manufactura a muchos quirogueños.

Enrique amó tanto a Quiroga, que trabajó en todas las actividades que significaron el adelanto del pueblo.

Leave A Comment